Páginas vistas en total

domingo, 24 de abril de 2011

SÍMBOLOS DE AMOR



La sociedad ha otorgado un significado romántico a ciertos regalos, como las flores, los bombones y los diamantes. Las ocasiones especiales y los rituales como las bodas y el día de san Valentín, también existen como celebraciones sociales y símbolos de amor.

La historia está plagada de símbolos que representan el amor, aunque sus orígenes y su significado no siempre resultan obvios.

LA ROSA ROJA



En la mitología romana, la primera rosa roja apareció cuando Júpiter vio a Venus, la diosa del amor, mientras se bañaba. Ella se sonrojó, y una rosa blanca que había cerca se tornó roja. Según otra leyenda, Cupido vertió néctar sobre una rosa blanca mientras bailaba con los dioses, y la flor quedó teñida de rojo. Para los primeros cristianos, la rosa roja simbolizaba el martirio. El simbolismo actual de esta flor es la perfección y el amor, sobre todo en el día de san Valentín (la costumbre de regalar rosas rojas en este día tiene su origen en el rey Luis XVI de Francia, que ofreció rosas rojas a la reina María Antonieta).

ANILLOS



Los anillos de diamantes de compromiso, que datan principalmente del siglo XIX, sustituyeron a los antiguos anillos gimmal compuestos por tres piezas (uno lo llevaba la mujer, otro el hombre y otro el testigo, y los tres se unían en el anillo de boda). Los anillos de diamantes también sustituyeron a los anillos de oro, plata o piedras preciosas.



En Occidente, el anillo de boda simboliza el compromiso eterno del matrimonio (un anillo -un aro- no tiene principio ni fin). Las bandas de oro liso de muchos quilates simbolizan la pureza y la nobleza de la unión. En Estados Unidos y el Reino Unido, el anillo se lleva en el dedo anular de la mano izquierda; en Europa continental, en la mano derecha. Según la tradición y la creencia popular, el dedo anular posee una vena especial que va directa al corazón.



EL CORAZÓN


Durante miles de años, el corazón se ha considerado la fuente del intelecto y las emociones, sobre todo del amor y el coraje. Esta creencia ha sido desaprobada por los médicos desde siempre, pero el motivo de la simetría del corazón todavía constituye un poderoso símbolo de amor. Las cajas de bombones, los globos y las postales  con forma de corazón aparecen con asiduidad cuando se aproxima el día de san Valentín. Algunas parejas dibujan corazones con sus iniciales en lugares públicos; otras se tatúan con dicho motivo.



EL DÍA DE SAN VALENTÍN



San Valentín, el santo patrón de los amantes, sufrió martirio alrededor del año 720. Para popularizar el día del santo, la iglesia cristiana temprana lo relacionó con el antiguo festival romano de Lupercalia, celebrado el 15 de febrero. Según la tradición, el 14 de febrero es la fecha en que los pájaros comienzan a buscar compañero para la estación de reproducción. Durante la Lupercalia, los hombres se sorteaban a sus compañeras. El sorteo y el intercambio de regalos entre hombres y mujeres jóvenes y solteros continuaron a lo largo de los siglos durante el día de san Valentín o la víspera, aunque se desaprobaron en la América puritana, donde las muestras públicas de afecto eran ilegales.


Según algunas tradiciones, una chica se casaría con el primer soltero que viese el día de san Valentín, de modo que las jóvenes evitaban a toda costa la visión del hombre inadecuado. La costumbre de enviar postales anónimas, al principio hechas en casa y después adquiridas en un establecimiento comercial, comenzó en el siglo XVIII. Más tarde, regalar bombones, perfumes, pasteles y otros productos de lujo se convirtió en toda una tradición.


CUPIDO



Según la mitología romana, Cupido (retratado como un hermoso joven o como un muchacho desnudo y alado equipado con un arco y una flecha) era hijo de Venus. Como la seductora diosa del amor, Cupido provocó continuas intrigas y caos. Disparaba sus flechas al corazón o a los ojos (y de ahí la expresión "el amor es ciego"), y sus víctimas caían rendidas de amor, perdiendo la razón y la voluntad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada